Samanta Villar en 21 dias

Temporada 2:

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La indigencia es un problema que no solo se ve reflejado en España, sino alrededor del mundo y Costa Rica no es la excepción. Varias de las personas que salen en el video de Samanta fueron personas que tuvieron familia, amigos, casa, trabajo y una buena vida, pero por diferentes circunstancias la calle fue el inicio de otra vida. Una vida sin comodidades, una vida de peligro, miedo, sin alimento, con vergüenza, timidez y entre cartones. Es increíble, como a través de un instrumento cualitativo como lo es la observación participante Samanta capturó y enseñó una perspectiva diferente sobre la indigencia. No es cosa fácil tratar de vivir 21 días en la calle con personas desconocidas y sin dinero para cubrir sus necesidades básicas. Samanta vivió en carne propia la experiencia de ser un indigente, caminar como indigente, comer como indigente, comportarse como indigente y dormir como indigente.
    Asimismo, las diferentes entrevistas llevadas a cabo en el documental reflejan los testimonios y vivencias de las personas que se han adaptado y han aprendido a vivir con lo que tienen a su disposición. Estos instrumentos cualitativos llevados a cabo por Samanta enriquecen y explican en forma detalla el objetivo de la investigación.

    Por otro lado, España no afronta como debería la indigencia en las calles. En su mayoría se recaudan donaciones religiosas como en las parroquias y algunos albergues. Si lo comparamos con San José, la capital de Costa Rica, la ayuda para los indigentes es proporcionada en su gran mayoría por las ONG´s y las asociaciones religiosas. Por parte del gobierno es muy poca la ayuda que se brinda al indigente, entre ellos está la municipalidad de San José, el cual ofrece cuartos para dormir a algunas de las personas de la calle. Esto funciona con un sistema de fichas, ya que las camas son cupo limitado. En el caso de Desamparados, la ciudad donde resido, la indigencia no se ve tan a menudo. Algunos de ellos pasan por desapercibidos entre el bullicio de la ciudad o tratando de vivir debajo de un puente. El problema impera más que todo en las drogas y la adicción.

    Samanta con su valentía y disposición nos enseñó solo una pequeña parte de la realidad en la calle, aunque este fenómeno se presenta en diferentes circunstancias y en diferentes países. Cualquier persona puede llegar a ser indigente, no importa si se tiene un buen empleo, un título universitario, una familia adinerada, entre otros. Nadie es inmune al fenómeno de la indigencia.

    Karina, Costa Rica.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. El estudio de caso que realizó Samanta, fue de un punto de vista explicativo. Pero, ¿por qué explicativo? Bueno, ella me imagino que tuvo que preguntarse cómo verdaderamente vivían las personas de calle. Esto la llevó a ella a realizar este experimento, el cual es una característica que describe a este objeto de estudio de caso. Además de eso, otro objeto que ella realizó fue el de la indigencia. Ella actuó de esa forma para poder experimentar la vida de ellos.


    La observación participante que se dio, en donde ella tuvo que pasar los 21 días en la calle, viviendo como la gente que vive en la calle. Las historias de vida, en donde la gente que ella se encontró, les preguntó sus nombres, cómo es que viven, las experiencias que ellos han tenido que pasar y por cuánto tiempo llevan viviendo en la calle. Las entrevistas, ella entrevistaba a las personas de la calle para saber cómo realmente es que se vive.

    El fenómeno de la indigencia que pude notar comparada en mi lugar de residencia es totalmente diferente, suena de una manera grotesca, pero la indigencia que observé en Madrid no es tan "severa" como la que se vive en Limón, Costa Rica. Pude ver que las personas en estado de indigencia, se les da mucha ayuda en cuanto a los albergues, por otro lado, la ayuda del Estado no está presente. La mayoría de la ayuda que se da es por parte de la Iglesia y sobre instituciones.

    En cuanto a la comunidad en donde vivo que es en Limón, Costa Rica, sí se ha visto la ayuda de la Municipalidad de Limón. Dicha ayuda es construyéndoles un albergue para las personas de la calle, donde ahí no solamente se les da alimento, sino que, se les brinda servicio de vestido y de baño. Pese a las circunstancias que se dan, se les da también pequeñas charlas.

    ResponderEliminar